Redacción Wayka

El congresista Héctor Becerril informó sobre el asesinato de su asesor técnico Igor García, ocurrido en Cieneguilla. La noticia sorprendió a todos en los Pasos Perdidos del Parlamento. El congresista, sin embargo, lo atribuyó primero a la «inseguridad ciudadana y lamento que el Gobierno no haga nada», para luego a raíz de la avalancha de preguntas de la prensa, dejar entrever que podría deberse a una «persecución».

Becerril no fue claro, no dio detalles. Pero no solo se limitó a hablar de la muerte de su asesor, inmediatamente negó la información que difundió hoy Perú 21 sobre cinco reuniones que mantuvo en su despacho con el exalcalde de Chiclayo David Cornejo, actualmente detenido y sindicado como cabecilla de la organización criminal ‘Los Temerarios del Crimen’.

El congresista Becerril señala que él se reunió con “uno de los mejores alcaldes” y que en ese tiempo no tenía por qué saber si el exalcalde David Cornejo “era el jefe de una mafia y tenía denuncias”. Sin embargo, los periodistas le recordaron que ya se sabía de denuncias contra el entonces alcalde.

El congresista también dijo: “no tengo temor a investigaciones, que me levanten el secreto de las comunicaciones”.

Becerril volvió entonces al tema del asesinato de su asesor y manifestó que él mismo fue asaltado hace unos días y que le pusieron un arma en la cabeza, pero ante las preguntas de la prensa, extrañamente dijo que no recordaba en qué calle sucedió y que no puso ninguna denuncia porque era «algo que ocurre todos los días».

LA INVESTIGACIÓN 

El registro de visitas es clave. Según investigación de Perú 21, desde el 2016 al 2017 hay cinco reuniones en el despacho del congresista en el Jr. Azángaro.

Fue justo en el 2017 en que se habrían entregado los ‘regalos’ al congresista fujimorista por parte de la empresaria Mirtha Gonzáles, para que la firma que representaba –Constructora CRD– gane la licitación de una planta de transferencia de residuos cuya inversión se presupuestaba en S/10 millones.

El fiscal Juan Carrasco investiga estas reuniones de Becerril, pero  también investiga a otros cuatro congresistas. Ellos son Carlos Bruce, actual ministro de Vivienda, Javier Velásquez Quesquén, denunciando por tráfico de influencias en la Municipalidad de Chiclayo, Clemente Flores, habría intentado beneficiarse con obras de la Reconstrucción con cambios, y César Vásquez, acusado de interceder a favor de empresario en adjudicación de una obra.