Un grupo de exmiembros de El Aposento Alto realizó un plantón afuera de la sede central de Independencia para reclamar por la estafa de los «gigantes». Además, exigen que Alberto Santana y su familia abandonen la directiva de la iglesia evangélica.

Continúan los reclamos contra el pastor Alberto Santana. Ayer, una manifestación interrumpió el culto dominical en la sede central de la Iglesia Cristiana Mundial El Aposento Alto, en el distrito de Independencia.

«Devuelve el gigante» y «queremos un cambio», exclamaba un grupo de exfieles de El Aposento Alto frente a los agentes de seguridad de la iglesia, quienes respondieron con burlas primero y con empujones después.

El principal motivo del plantón fue exigir la devolución de los miles de dólares aportados por la estafa de los «gigantes«. Según registros de la iglesia, entre 2014 y 2017 más de 800 personas habrían donado entre US$1,000 y US$ 4,000 con la promesa de ser dueños del estadio Alianza Lima.

Actualmente, existe una denuncia penal contra Alberto Santana y su entorno por este caso. Alrededor de 50 exfieles iniciaron procesos legales por los delitos de estafa y lavado de activos; uno de ellos ya está en fase de investigación preliminar en la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Lima Norte.

En respuesta a la protesta, El Aposento Alto mantuvo sus puertas
cerradas, con solo una pequeña puerta por la que dejaban pasar a los fieles que acudían al culto. Además, la iglesia encendió una sirena que sonó de forma casi ininterrumpida durante las dos horas que los exfieles se manifestaron.

El Aposento Alto: ¿Nuevos Tiempos?

Los exfieles de El Aposento Alto que se manifestaron ayer en la sede central de la congregación también demandan que la familia Santana se retire de la directiva de la iglesia.

La Iglesia Cristiana Mundial El Aposento Alto está registrada como asociación en Registros Públicos y actualmente, el Consejo Directivo está presidido por Alberto Santana, su esposa y sus tres hijos.

Cabe recordar que el año pasado, luego que la prensa revelara que Alberto Santana tuvo concubinas adolescentes, se anunció el retiro del pastor. Pero ello fue únicamente de forma pública, pues en el papel siguió siendo presidente del Consejo Directivo.

Su esposa Sonia Carbajal pasó a ser la nueva líder visible y la iglesia buscó renovar su imagen con el slogan: «Nuevos Tiempos», que se exhibe en la sede central de Independencia. También sus hijos Cohelet, Lucero y Kathryn continuaron celebrando culto.

Sin embargo, durante el plantón también se hicieron oír algunas personas que aún mantienen la fe en el pastor y que niegan las denuncias. Mientras tanto, los exfieles esperan que la justicia atienda sus denuncias, y esto marque un nuevo tiempo para El Aposento Alto.