El fiscal anticorrupción del Callao, Francisco Alarcón, investiga el caso del teniente PNP Leonardo Oblitas Bozovich sobre presuntas contrataciones millonarias a favor de su empresa familiar en la Aviación Policial (Diravpol) que se dieron a través de una empresa fachada en 2020 durante la emergencia sanitaria.

Según una publicación de La República, Oblitas laboraba en el Área de Logística de la Dirección de Aviación Policial, y fue él quien dio a viso a sus familiares sobre una adquisición de mascarillas y material de bioseguridad. Para ello, recurrieron al gerente general de la empresa Ka’ Linson, Carlos Díaz, para contratar con la Diravpol. Sin embargo, el hermano del teniente, Patrick Oblitas Bozovich, era trabajador de la empresa. Según la declaración de Díaz a la fiscalía, esta empresa sirvió de pantalla para la familia Oblitas Bozovich.

Además, el gerente de Ka’ Linson reveló que le aseguraron que Leonardo Oblitas tenía garantizada la contratación, ya que habría hecho un acuerdo con el jefe de la Diravpol, Alfredo Vildoso. De acuerdo a La República, Vildoso debía aprobar las compras en la institución.

El 25 de marzo de 2020, la Diravpol le dio la buena pro a Ka’Linson Perú, pero recién en abril el jefe de la Diravpol, Alfredo Vildoso, suscribió dos contratos con Ka’Linson Perú. Uno por S/ 1 millón 117 mil 332 y otro por S/ 1 millón 231 mil 673; ambos alcanzan la suma de S/ 2 millones 349 mil 005 en menos de un mes.

La compra fue de 24 000 mascarillas, productos de limpieza y aseo, pero según la investigación las mascarillas vendidas no correspondían a las que se requería por la Diravpol; incluso, las que se entregó eran más baratas.

Para el fiscal Francisco Alarcón, la Diravpol conocía que la familia Oblitas Bozovich estaban detrás del contrato con la empresa Ka’Linson.

Actualmente, Patrick Oblitas está prófuco, mientras su hermano el teniente de la PNP, Leonardo, tiene 18 meses de prisión preventiva. En setiembre del año pasado, la Corte Superior de Justicia del Callao ordenó la medida cautelar como parte de la investigación por la presunta compra irregular de más de 20 mil mascarillas N95 y productos de bioseguridad y limpieza. Al exdirector de la Aviación Policial, general Alfredo Vildoso también se le dio la misma medida.