El congresista Julio Rosas se declaró en “huelga democrática”, pero al revisar su función legislativa Wayka encontró que el pastor evangélico parece haber estado en huelga desde que inició su gestión parlamentaria.

Por Graciela Tiburcio Loayza

Julio Rosas lleva 8 años en el Congreso, pero no todos conocen su desempeño parlamentario. Al menos en relación a propuestas de leyes, actividades de representación y demás funciones que todo congresista realiza. Veamos, en términos de eficiencia, cómo cumple el cargo que le asignó la patria.

Según el Reglamento del Congreso, las funciones de los congresistas son las de representar, fiscalizar y legislar. Esta última, comprende debatir y aprobar reformas de la Constitución, de leyes y resoluciones legislativas; así como presentar y debatir proyectos de ley.

De hecho, sobre la facultad de debatir, Rosas ha sido uno de los más instigadores en los debates de leyes propuestas por otros que no comparten su manera de pensar. La más conocida y que nos recordó su presencia como parlamentario; fue el currículo escolar.

Sin embargo, Wayka revisó el registro de propuestas legislativas del vocero de Con Mis Hijos No Te Metas y encontró que, en los tres años transcurridos del período actual del Congreso (2016-2019), Rosas no ha presentado ningún proyecto de ley propio. Solo ha firmado iniciativas legislativas presentadas por otros despachos.

Los únicos proyectos presentados por Rosas corresponden al período 2011-2016, cuando fue electo por primera vez con el partido fujimorista Fuerza 2011. En esta época, su despacho congresal solo presentó 10 proyectos de ley, de los cuales fueron aprobados cuatro.

Haciendo un paralelo con congresistas anteriores, la labor de Rosas se asemeja mucho al trabajo realizado por Keiko Fujimori cuando fue parlamentaria. Ella solo logró convertir en leyes, 5 de sus 17 proyectos presentados.

Por su parte, la recordada Susy Díaz, en sus días como congresista, fue más efectiva y formuló más proyectos que Julio Rosas y Keiko Fujimori juntos. Fueron 120 propuestas de las cuales 30 lograron ser leyes.

Proyectos de ley presentados por Julio Rosas entre 2016-2019. Imagen: Parlamento Abierto

¿Menos es más?

Al respecto, la Asociación Civil Transparencia especificó que la evaluación legislativa no solo radica en el número de proyectos de ley presentados, sino también en la calidad y contenido de los mismos. Tal como lo señala el artículo 75 del Reglamento del Congreso, ello incluye que los proyectos deben ser debidamente estudiados y fundamentados, tomando en cuenta la participación de la sociedad civil, especialistas y ciudadanía.

Según el portal del Congreso, de las diez iniciativas legislativas presentadas por Julio Rosas, ninguna anexa opiniones y/o comentarios de ministerios, especialistas, sociedad civil u otros.

Durante una entrevista para un medio local, Rosas declaró que en el Congreso «no necesariamente se tienen que presentar proyectos de ley” porque “existe un superávit” de propuestas.

Sin embargo, Transparencia precisó a Wayka que “no es un argumento válido para justificar la no presentación de proyectos, teniendo en cuenta las diversas necesidades y urgencias que presenta el país”.

Para el abogado especialista en temas electorales, Luis Egúsquiza, los proyectos de ley «son expresión de las líneas ideológicas, programáticas, técnicas» que tiene una bancada y un congresista, por ello, expresar esas líneas justifica la presentación de los proyectos, a pesar de que pudiera haber superávit.

De la misma forma, Percy Medina, representante del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA Internacional), ratificó que esta «no es razón para no presentar nada».

Los congresistas reciben 14 sueldos anuales de 15 mil 600 soles. Es decir, en ocho años, Julio Rosas habría percibido del erario público 1 millón 747 mil 200 soles por su labor parlamentaria que solo incluyen cuatro leyes propuestas de su autoría.

¿Un congresista que no cumple a totalidad con sus funciones genera un gasto innecesario al Estado? La Asociación Civil Transparencia precisa que sí.

Un pastor sin representación

Otro aspecto relevante que sirve de indicador para evaluar el desempeño parlamentario, es la función de representación. Cada congresista tiene al menos 5 días laborales consecutivos de cada mes para volver a sus distritos electorales -las regiones que representan- y deben presentar un informe sobre las actividades que realizaron en la llamada ‘Semana de Representación’.

En casi tres años del actual periodo parlamentario, Julio Rosas apenas presentó cuatro informes.

En lo que respecta a asumir el liderazgo de las comisiones congresales, durante sus ocho años ostentando una curul, el congresista solo ha presidido la Comisión de Cultura en el 2011. Según el portal del Congreso de la República, en el período actual, Rosas integra solamente la comisión de Justicia y Derechos Humanos como titular.

Wayka solicitó una entrevista con el congresista para consultar si su declaración de “huelga democrática” -que expuso durante el debate de la cuestión de confianza- había iniciado antes de hacerla pública, pero hasta el cierre de la nota no obtuvimos respuesta.