Matilde Pinchi Pinchi confesó que ella también viajó a Nueva York para entregar dinero de la corrupción a la candidata presidencial. Así pudo pagar sus estudios y los de sus hermanos.

Redacción Wayka

Matilde Pinchi Pinchi, principal colaboradora eficaz en la investigación contra la red de corrupción fujimontesinista, contó que Keiko Fujimori sabía que recibía dinero ilícito para pagar sus estudios entre los años 1994 y 1997.

En entrevista para el semanario Hildebrandt en sus Trece, la mano derecha de Vladimiro Montesinos confesó que este viajaba a Nueva York para reunirse con Keiko Fujimori en el hotel Waldorf Astoria. Allí entregaba dinero en efectivo proveniente de la corrupción de su padre para que cubra los gastos que realizaba mientras estudiaba.

«En otras ocasiones, Montesinos viajaba a Estados Unidos y personalmente llevaba el dinero en efectivo para entregarle a Keiko y a sus hermanos. Montesinos se hospedaba en el Waldorf Astoria de Nueva York y ella (Keiko) iba a recoger el dinero allí», contó.

Casi siempre trasladaba 30 mil dólares o lo que Keiko y sus hermanos pidieran. La primera entrega la realizaba Vladimiro Montesinos; mientras que la segunda se efectuaba con apoyo de su seguridad personal compuesta por cuatro personas.

En este acto de corrupción, también participó Luis Salazar Monroe, hermano del exjefe nominal del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), quien residía en Nueva York porque laboraba como agregado militar ante la Junta Interamericana de Defensa.

Pinchi Pinchi narró que en ocasiones ella también iba a Estados Unidos con miles de dólares en efectivo y se los entregaba a Salazar Monroe.

«Llegaba al hotel y llamaba al general Salazar Monroe. Le decía: ‘General, he traído un encargo del Doctor’. Luego, él repartía el dinero entre los hijos del presidente (Alberto Fujimori). (…) Keiko y sus hermanos gastaban alegremente toda la plata del mundo», afirmó.

La lideresa de Fuerza Popular también acudía al SIN para recoger el dinero que usaba para pagar sus estudios en Estados Unidos.

Para sus gastos corrientes, usaba una tarjeta de crédito de una empresa offshore creada en Panamá. Pinchi Pinchi aseguró que esta plata salía del SIN.

«Pero lógico que conocían (de dónde provenía el dinero negro). ¿Cómo no van a saber? Entonces, ¿cómo es que les llegaban sobres con 10,000, 20,000, 30,000, 50,000 dólares a sus manos? (…) Lo que pasa es que Keiko Fujimori y sus hermanos son unos frescos. Siempre han sido así. A mí lo que me da rabia es que son unos conchudos», comentó.