La norma municipal busca promover la igualdad y sancionar actos discriminatorios en establecimientos comerciales de Lima Metropolitana. Sanciones empezarán a aplicarse 60 días hábiles luego de la publicación de la ordenanza metropolitana en El Peruano.

Redacción Wayka

Con 38 votos a favor, el Concejo Metropolitano de la Municipalidad de Lima aprobó el martes 30 de abril la Ordenanza Metropolitana de No Discriminación.

Esta norma tiene como objetivo la promoción de la igualdad entre las y los ciudadanos, además de la prevención, prohibición y sanción administrativa de prácticas discriminatorias en establecimientos comerciales de Lima Metropolitana.

Una de las medidas que contempla la ordenanza es que todos los establecimientos coloquen en un lugar visible un cartel que señale: «En este local y en todo el Cercado de Lima está prohibida la discriminación».

Además, quedará prohibido colocar anuncios o hacer publicidad consignando frases como «Nos reservamos el derecho de admisión» o «Buena presencia», consideradas discriminatorias.

«Un establecimiento comercial no puede impedir el ingreso a una persona o un grupo de personas por razón de su raza, sexo, orientación sexual, identidad de género, religión, por cualquier motivo, por cualquier índole», expresó el regidor metropolitano Manuel Siccha a Radio Capital.

ordenanza
Representantes de colectivos formados por poblaciones indígenas, afroperuanas, LGBTIQ y personas con discapacidad, quienes participaron en mesas de trabajo en el desarrollo de la ordenanza metropolitana por la no discriminación. Foto: MML

Siccha, quien fue impulsor de esta ordenanza, precisó que la norma tiene un énfasis en la prevención. Ello se reflejaría en charlas informativas y una campaña de sensibilización. «No solo para la ciudadanía y los establecimientos comerciales, sino también a nivel interior: la corporación municipal», explicó.

La gerencia de seguridad ciudadana, serenazgo, la gerencia de fiscalización y control, etc. serían también sujetos a una capacitación y concientización contra la discriminación.

Como parte de la ordenanza, las personas que hablan quechua o aimara, o lengua de señas, podrán ser atendidas en su idioma. Así, se afirmó la necesidad de identificar a trabajadores de la Municipalidad de Lima que dominen estas lenguas.

Sobre las sanciones

Si bien la ordenanza entrará en vigencia al día siguiente de ser publicada en el diario El Peruano, los regidores del Concejo Metropolitano han decidido aplazar las sanciones.

Luego de la publicación, habrá un margen de tiempo de 60 días hábiles antes de la aplicación de los códigos de infracción. En ese periodo, la Municipalidad de Lima aprovecharía para ocuparse de la sensibilización sobre discriminación en los establecimientos comerciales.

Las sanciones variarían entre 0.20 (S/ 840) de una UIT o 1 UIT (S/ 4 200) de multa administrativa, según la gravedad de la infracción.

Visitas: 10