Jorge Yoshiyama, sobrino del exministro fujimorista y parte de la cúpula de Fuerza Popular Jaime Yoshiyama, ha brindado un testimonio explosivo ante el Equipo Especial del caso Lava Jato.

Una de las revelaciones señala que tanto Keiko Fujimori como Jaime Yoshiyama sabían que Odebrecht aportó dinero para su candidatura del año 2011. De esta información, Jorge Yoshiyama se enteró a mediados del 2015 cuando en casa de su tío este le dio el argumento que debían mantener para encubrir el origen del dinero. Esa otra versión era: “que era dinero de empresarios que no querían figurar”.

Además, Keiko Fujimori -según la versión de Jorge Yoshiyama- quería anular la investigación por lavado de activos que se le abrió en fiscalía. Aquí salta una nueva revelación que vincula al excongresista Daniel Salaverry, cuando fue vocero de Fuerza Popular.

“Vicente Silva Checa me informó que la persona encargada de comunicarse en forma reservada con el exfiscal de la Nación Pedro Chávarry Vallejos a nombre de Keiko Fujimori era el excongresista Daniel Salaverry, en ese momento vocero de la bancada de Fuerza Popular”.

La revelación no queda allí. Da más luces sobre el nivel de influencia y relación.

“Silva Checa me comentó que ambos Pedro Chávarry y Daniel Salaverry se juntaban de forma sigilosa en sitios diferentes y acordado por terceros, hasta a veces cambiaban de carro para llegar a sus reuniones para coordinar el apoyo mutuo, entre la fiscalía y el partido Fuerza Popular”.

Documento obtenido por el diario La República

No era lo único en esta suma de revelaciones. Keiko, según el testigo, coordinaba la estrategia para anular la investigación de lavado de activos con el estudio Oré Guardia.

“Sobre la labor de los abogados en la presente investigación, tengo conocimiento que Keiko Fujimori organizó con los abogados del estudio Oré Guardia, a cargo de Arsenio Oré Guardia y Edward García Navarro. La estrategia para buscar el archivamiento de la investigación por lavado de activos convenciendo o presionando a los falsos aportantes para que mientan y se ratifiquen como verdaderos, los aportes falsos realizados por ellos, ya que ella, Keiko Fujimori, me manifiesta que estaba en continuo contacto con el estudio Oré Guardia y coordinaba la forma de anular la investigación, asimismo, me señaló que el estudio Oré Guardia tenía los mejores contactos con jueces y fiscales y además me manifestó que se estaba moviendo políticamente y con jueces para resolver el caso”.

Keiko tenía planificada su defensa.

“Su planteamiento de defensa era solo ratificar falsamente los aportes y que ella se iba a encargar desde la política, y que si los falsos aportantes aceptaban ser falsos donantes, le iba a impactar fuertemente en las encuestas. Alegaba que si querían salir del problema la teníamos que seguir apoyando, ya que si ella seguía fuerte se archivaba el caso y no la acusarían o no se meterían con el resto de los implicados”.

Visitas: 345