Redacción Wayka

La empresa Southern Perú mantiene en pie los intentos para llevar a cabo el proyecto minero Tía María en la provincia de Islay (Arequipa), esta vez desde el Consejo de Minería del Ministerio de Energía y Minas (MINEM); pese a que la operación afectaría zonas en riesgo por desaparecer su flora y fauna.

Esta mañana, el Consejo de Minería del MINEM escuchó los argumentos de los abogados del Gobierno Regional de Arequipa y la Junta de Usuarios del Valle de Tambo en contra del proyecto Tía María, y a los representantes de la empresa minera Southern Perú a favor.

En defensa del Gobierno Regional de Arequipa, el abogado Walter Paz Valderrama sostuvo que hay una serie de hechos que demuestran la ilegalidad de Southern para operar en Islay. Uno de los más relevantes consiste en el peligro que correrían las Lomas de Cachendo, reconocidas como ecosistema frágil por tratarse de una zona que necesita protegerse y conservarse.

Como se recuerda, la anterior gestión del Gobierno Regional de Arequipa, entonces a cargo de Yamila Osorio, emitió una resolución que aprobó el derecho de Servidumbre de uso a Southern Perú por 21 años y cedió 495 mil 321 metros cuadrados de las Lomas de Cachendo para el proyecto minero.  

«La servidumbre se la dio la gestión anterior y se dio en base a un favor que le hizo la gobernadora Yamila Osorio, donde no tenia porqué haber intervenido y ella emite un memorándum para que se le de prioridad al pedido de Southern», precisa el abogado Walter Paz Valderrama.

Por su parte, el superintendente de Construcciones de Southern Perú, José Vargas Rivera, dijo en setiembre de este año que no afectaría el ecosistema de las Lomas de Cachendo, según el primer estudio de impacto ambiental.

Como se recuerda, la empresa a cargo del estudio de impacto ambiental del proyecto Tía María, Geoservice Ingeniería S.A.C. fue sancionada por el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) con 3 años y 8 meses de inhabilitación para contratar con el Estado por presentar falsa documentación en el pasado.

Actualmente, la gestión regional dejó sin efecto dicha servidumbre, con lo que le quitó a Southern la autorización de construir la mina en parte del terreno de las Lomas de Cachendo. Además, según el abogado Paz Valderrama, la empresa no cuenta con estudio hidrológico para el uso del agua ni un estudio de impacto ambiental válido.

Visits: 4