Redacción Wayka

A través de un Decreto de Urgencia fueron prorrogadas por el plazo de un año las exoneraciones e incentivos tributarios para los libros. De esta manera, las empresas editoriales quedan exentas de pagar el impuesto general a las ventas (IGV) que grava las importaciones y productos editoriales.

Semanas después de la disolución del Congreso existía la incertidumbre sobre si el Ejecutivo tenía la facultad para aprobar normas en materia tributaria con tan solo Decretos de Urgencia. Sin embargo, esto fue confirmado por la ministra de Economía, quien aseguró que el Ejecutivo y su cartera están evaluando la ampliación de privilegios tributarias a ciertas actividades económicas.

Esta mañana se conoció que fue aprobada, mediante una medida extraordinaria, la ampliación de beneficios tributarios para el fomento de la actividad editorial contemplados en la Ley Nº 28086, los cuales vencían el día de hoy. Aunque, el visto bueno del Ejecutivo solo será por el periodo de un año; es decir, hasta el 11 de octubre de 2020.

El Decreto de Urgencia también contempla el reintegro tributario del IGV para los editores de libros cuyos ingresos anuales sean hasta 150 UIT (S/ 4 200), lo que vendría a sumar S/ 630 mil. En la anterior ley, el reintegro tributario no tenía límite por facturación anual. En el caso de las pequeñas editoriales este punto se ha modificado y ahora podrán acceder al reintegro con ingresos menores de lo que señala la norma.

Visits: 1