El agua podría escasear en Lima en los próximos meses debido a la falta de lluvias en la sierra central del país.

Según Abraham Levy, no han podido cerrar los reservorios en las partes altas del río Rímac, Santa Eulalia y Yauli porque aún no se cubre el agua necesaria.

“Retenemos el agua de las lluvias para que una vez acaben la temporada suministremos esa agua cuando no llueve. No podemos cerrar todavía los reservorios porque no estamos cubriendo nuestra necesidad», dijo Levy.

Por otro lado, la selva central viene sufriendo precipitaciones muy fuertes que hasta duraron 16 horas superando los 330 milimetros.

“La selva está acostumbrada a grandes lluvias, pero esto es muy fuerte. Para que tengan una idea lo que significa 330 milímetros nos acordamos la experiencia reciente en la ciudad de Piura, donde cayó cerca de 800 milímetros. Hoy en menos de 24 horas, casi la mitad de toda esa cantidad ha caído en un solo día”, agregó Levy.

Levy advirtió a la población a tomar medidas de prevención contra los rayos ultravioletas y ante una futura escasez de agua.