Mediante un video en Tiktok, Carlos Chirinos Castro brindó “consejos” legales para que agresores de menores se libren de denuncias alegando “desconocimiento de la edad”

Carlos Chirinos Castro, médico forense y fundador del Instituto Peruano de Investigación en Ciencias Jurídicas y Forenses, compartió este 5 de octubre un video en el que hace mención de vías legales para evadir una denuncia por violación sexual, dirigido a adultos que hayan mantenido relaciones sexuales con menores de 14 años. 

En el video se oye decir a Chirinos: “¿Qué pasaría si te encuentras con una señorita y te dice tener más de 14 años? Tú ves que tiene una estructura corporal alta, corpulenta y te reúnes con ella, entablas conversación, tienes una actividad sexual con ella. Luego terminas denunciado; puedes utilizar la pericia forense de parte, he ahí donde ingresa la pericia antropológica para poder demostrar que la edad aproximada es diferente a la edad real; he ahí donde ingresa la pericia psicológica de parte para poder explicar que la presunta agraviada no tiene ningún estresor de tipo sexual y finalmente la pericia médico forense de parte que permite determinar que no existen lesiones corporales a nivel genital en el presente caso”.

Es importante mencionar que en el Recurso de Nulidad N° 145-2019/ Lima emitido por la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema no cabe como parte de una prueba en situaciones de violencia sexual de menores la sola pregunta y respuesta de la víctima sobre su edad. Por lo que quedaría desestimado como argumento el hecho de que el adulto pudo haber sido “engañado” por la menor. Además, según la organización Acción por Igualdad, la contextura de la agraviada no necesariamente es determinante para concluir si el agente delictivo estaba en condiciones de saber la edad de la agraviada antes de mantener relaciones sexuales con ella.  

Al respecto, Amire Ortiz, directora de la organización Acción por Igualdad explicó a Wayka que “esto es algo que no es dable, para eso se debe hacer un análisis que evidencie cuál es el rol de la persona acusada de cometer este hecho, cuáles son sus competencias, examinar todas las características del hecho. No es solo una cuestión de si preguntó o no. Se debe buscar tener en cuenta las circunstancias previas del acto de violencia. Tomar en consideración el contexto cultural del territorio y la vulnerabilidad  de la menor”

Además, añadió que “muchos agresores pretenden cubrirse bajo esa interpretación legal. El hecho de que ellos aleguen que se ‘confundieron’ no es una justificación para que puedan librarse y exonerarse de lo que le correspondería con una sanción penal por un caso de violencia sexual”

Cabe mencionar que según el artículo 173° del Código Penal, titulado “Violación sexual de menor de catorce años de edad”, la pena para aquellos que cometan este delito con menores de 7 años es de cadena perpetua, para quienes agredan a menores entre 7 y 10 años, les corresponde de 25 a 30 años de pena, y para quienes agredan a menores entre 10 y 14 años, la pena oscila entre los 20 y 25 años de pena privativa de la libertad. 

Con respecto a lo último mencionado por Chirinos Castro como parte de sus “estrategias” para evadir la responsabilidad de violencia sexual: “la pericia médico forense de parte que permite determinar que no existen lesiones corporales a nivel genital en el presente caso”, Amire Ortiz, quien además es abogada y máster en Estudios de Género, declaró: 

“Se puede considerar un hecho como violación sexual aunque no haya violencia física en el acto, definitivamente. Las menores están en una situación de vulnerabilidad, además, en el caso de menores de 14 años el consentimiento simplemente no existe. Ninguna menor está en las capacidad de otorgar el consentimiento para el acto sexual. En menores no se necesita que ocurra una situación de violencia física, hay muchas formas en las que se manifiesta la violencia, a través de la manipulación, intimidación, chantaje (…) Cuando no hay consentimiento es una violación sexual y las menores no están en condiciones de brindar consentimiento”. 

Por último, para Ortiz, el contenido publicado por el médico forense, Carlos Chirinos Castro, resulta irresponsable y peligroso: “lo que menciona el médico forense son estrategias con total dolo para poder perpetuar la impunidad en los actos de violencia de género, esto es algo totalmente peligroso ya que esta persona cumple una función en el sistema de Justicia (…) Es una forma de alentar los hechos de violencia, de perpetuar el llamado pacto patriarcal. No solo está encubriendo, está promoviendo, lo que resulta gravísimo”

Cifras alarmantes

Bajo este contexto, resulta importante señalar que según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), durante 2021 se atendieron 7738 casos de violencia sexual contra niñas en los Centro de Emergencia Mujer del país. Además, en promedio 4 niñas de entre 10 y 14 años son obligadas a ser madres cada día.  

En lo que va del 2020, 1113 menores de 14 años fueron obligadas a ser madres, según  el Sistema de Registro del Certificado de Nacido Vivo del Ministerio de Salud, además, según un informe del Ministerio de Salud de setiembre de este año, dos niñas menores de 10 años han sido obligadas a llevar un embarazo producto de una violación sexual. 

Día Internacional de la Niña

El 11 de octubre ha sido designado como el Día Internacional de la Niña por la Organización de las Naciones Unidas tras adoptar la Resolución 66/170. En esta fecha se busca crear conciencia sobre la situación de las niñas en el mundo y reconocer sus derechos y los desafíos que enfrentan.

Es necesario mencionar que según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), más de 200 millones de niñas y mujeres han sufrido mutilación genital femenina, 1 de cada 20 relaciones sexuales forzadas, 1 de cada 4 niñas adolescentes y mujeres jóvenes en África Occidental y Central no sabe leer ni escribir. Además de sufrir otro tipos de violencia como el embarazo precoz producto de violaciones sexuales, ineficacia en el acceso para gestionar la higiene menstrual y matrimonios precoces.