A pesar del espaldarazo de Rómulo Mucho y las palabras del representante de la empresa en Perú, al día siguiente, el Grupo México, casa matriz y propietaria de Southern Copper Corporation, emitió un reporte informativo a la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) en donde refutaba a Mucho y a su propio vocero minero peruano.

«Si de nosotros dependiera, (el proyecto Tía María) debería salir mañana mismo”. Esas fueron las palabras del ministro de Energía y Minas, Rómulo Mucho a un medio local, durante el Simposio XV Internacional de Minería, realizado por la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), en referencia al proyecto minero ubicado que pretende explotar cobre en dos yacimientos, La Tapada y Tía María, ubicadas en el Valle del Tambo en la provincia de Islay, en la región de Arequipa.

Luego de este discurso prominero, el titular del Minem señaló que también depende de la empresa (Southern Copper Coporation del conglomerado Grupo México) ya que «ellos están en el Valle trabajando en el aspecto social hace mucho tiempo”.

Cabe agregar que sumado a este hecho, Raúl Jacob, vicepresidente de finanzas de Southern Copper en Perú, dijo a Reuters que las «condiciones sociales» habían mejorado después de años de protestas y que estaban afinando los detalles para poder comenzar la construcción a finales de este año o en la primera parte del próximo, 

Sin embargo, a pesar del espaldarazo del régimen de Dina Boluarte y las palabras del representante de la empresa en Perú, al día siguiente, el Grupo México, casa matriz y propietaria de Southern Copper Corporation, emitió un reporte informativo a la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) en donde refutaba a Mucho y a su propio vocero minero peruano.

«La empresa consideraría muy positivo que la construcción del proyecto de cobre Tía María comenzare antes de fin de este año 2024, pero que el inicio de dicha construcción empezará en el momento que se considere más adecuado, pues no tiene fecha determinada», aclaró el conglomerado mexicano.

Por otro lado, los agricultores del Valle de Tambo rechazaron el discurso del titular del Minem y del vocero de Southern Perú. “No puede Southern Perú o el Estado imponer un proyecto que no tiene la autorización del pueblo”, manifestó Miguel Meza a un medio local, recalcando que el mencionado proyecto minero no tiene licencia social.

Es necesario agregar que este no es el primer desliz o información errada que emite Southern Perú ya que en el 2015, en medio de las protestas contra el proyecto, un directivo de la subsidiaria anunció la cancelación del proyecto Tía María.

«Después de evaluar la total politización en el valle y la falta de decisión de las autoridades competentes, es por eso que estoy aquí. A partir de lo que he conversado con la empresa se decidió dejar el proyecto Tía María. No vamos a caer en las provocaciones de terroristas antimineros», dijo Julio Morriberón, entonces director de Relaciones Institucionales de Southern Perú, aunque a pesar de su página de LinkedIn figura como si permaneciera en dicho puesto desde el 2012 hasta la actualidad.