Organizaciones vinculadas a Con mis hijos no te metas se manifestaron en contra de directiva del Ministerio de Salud que contempla el aborto terapéutico si está en riesgo la vida de gestantes con COVID-19.

Redacción Wayka

Aprovechan para impulsar su agenda. Pese a que el aborto terapéutico es legal en nuestro país desde 1924, organizaciones políticas y religiosas buscan impedir su aplicación.

El 5 de mayo, la congresista Luz Cayguaray (Frepap) envió un oficio al ministro de Salud Víctor Zamora, para expresar «preocupación» sobre una directiva sanitaria para atención de gestantes y planificación familiar durante la cuarentena.

Esta normativa determina «Valorar finalizar el embarazo, en cualquier momento, en caso que se encuentre en riesgo la vida de la gestante infectada por COVID-19». Es decir, la aplicación del aborto terapéutico, que cuenta con un protocolo aprobado en 2014 y ha sido ratificado pese a demandas de grupos católicos.

Aún así, la congresista del partido religioso Frepap solicitó conocer el sustento legal, científico y médico de la directiva. Además, envió otro oficio a Enrique Guevara, director del Instituto Materno Perinatal, pidiendo las cifras de gestantes con COVID-19 atendidas, los abortos realizados a la fecha y sus causales.

aborto terapéutico
aborto terapéutico

Como Wayka reportó, el colapso de hospitales durante la emergencia sanitaria ha impedido la correcta atención a gestantes a nivel nacional. Hasta la fecha, se conoce que han ocurrido 106 muertes maternas y tres de ellas tuvieron como causa el COVID-19. Una de las regiones con mayor mortalidad es justamente Loreto, a la que representa la congresista Luz Cayguaray.

Pero la parlamentaria es solo una pieza más de las acciones de una campaña contra el aborto terapéutico. En las últimas semanas, diversos colectivos de postura religiosa conservadora se unieron para atacar las directivas del Ministerio de Salud referentes a derechos sexuales y reproductivos.

En campaña

El 30 de abril, el portal católico ACI Prensa publicó un artículo acusando al ministro de Salud de «manipular la emergencia por coronavirus para impulsar aborto». Además del punto sobre aborto terapéutico en la directiva del Ministerio de Salud, criticaban la entrega de la pastilla del día siguiente, a la que llaman «abortiva».

Ello pese a que la entrega gratuita del Anticonceptivo Oral de Emergencia (AOE) fue ratificada por el Poder Judicial el año pasado. La sentencia justamente determinó que existe evidencia científica de que la pastilla del día siguiente no es abortiva.

Carlos Polo, representante de la organización conservadora Population Research Institute (PRI), declaró a ACI Prensa que “tenemos un ministro de Salud en el Perú que está pensando en matar seres humanos inocentes sin ningún respaldo científico”. Cabe recordar que en 2018, tanto Polo como ACI Prensa perdieron un juicio por haber emitido declaraciones sin pruebas sobre la organización Promsex en artículos contra el aborto.

A los ataques contra la directiva sanitaria se sumó la llamada Asociación de Médicos por la Vida de Arequipa. En un pronunciamiento del 2 de mayo, sostienen que atenta «contra la vida de los peruanos en su etapa más vulnerable, la vida intrauterina».

Otras organizaciones que han reproducido los mismos argumentos son Con mis hijos no te metas; el Movimiento Vida y Familia (MVF) y la Red Nacional de Abogados por la Defensa de la Familia (Renafam), todos pertenecientes a una coalición en contra sobre todo de los derechos sexuales de las mujeres. Esta última denunció «aprovechamiento ideológico y político de esta pandemia para fomentar agendas abortistas». Sin embargo, tanto el aborto terapéutico como la entrega de la pastilla del día siguiente son legales desde antes del inicio de la emergencia sanitaria.

aborto terapéutico
aborto terapéutico
aborto terapéutico
aborto terapéutico