Redacción Wayka

La Fiscalía ha entregado más de 2 mil folios repartidos en 12 tomos, en donde se detalla los millonarios aportes que recibió la investigada por lavado de activos y líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, al margen del sistema bancario. Los empresarios Juan Rassmuss Echecopar y Dionisio Romero serían los principales aportantes. 

A través de las empresas Credicorp de Dionisio Romero y Sudamericana de Fibras de Juan Rassmuss, se consignaron las salidas del dinero en efectivo que terminarían financiando las campañas 2011 y 2016 de Keiko Fujimori, según información difundida por La República, diario que tuvo acceso a los folios de la investigación.

En maletas, sobres manila o plástico, para evitar registro bancario, fue repartido el dinero a quienes se presentaron a nombre de Keiko Fujimori para llevarse el efectivo. Los folios incluyen información exacta sobre el día, la hora, el minuto, el mes, el año, el monto y el número de registro de salida del dinero. 

Por parte de la empresa Sudamericana de Fibras, el dinero para las campañas electorales de Keiko Fujimori fue entregado a Augusto Bedoya, quien se presentó en 11 ocasiones para retirar US$ 2 millones 010 mil.

Lo mismo hicieron Pier Figari, quien acudió 14 veces por US$ 745.000; Víctor Shiguiyama, que recibió USD 850,000; y Jaime Yoshiyama Tanaka, quien personalmente acudió por US$ 700.000. 

Según los folios presentados por el despacho del fiscal José Domingo Pérez, Keiko Fujimori recibió personalmente US$ 50.000 en efectivo. Además, Mark Vito Villanela, quien fue incorporado a la investigación luego de detectar un considerable incremento en las cuentas bancarias de su empresa inmobiliaria, obtuvo US $160.000, según la hipótesis fiscal. 

En el caso de Credicorp, Dionisio Romero filtró US$ 3 millones 650 mil a la campaña de Keiko Fujimori en 2011. Por otro lado, en 2016 José Chlimper Ackerman recogió US$ 480.000 repartidos en 5 montos, de los cuales aún no se conoce su destino.  

 Caso Cócteles: ¿Por qué se investiga a Keiko Fujimori?

Keiko Fujimori es investigada en el caso cócteles, por las actividades organizadas por el partido Fuerza Popular para “recaudar fondos”, a fin de justificar el financiamiento de sus campañas presidenciales.

En un reporte de la Fiscalía de Lavado de Activos del 2018, se señala que el partido fujimorista solo pudo justificar 33% de todo el dinero recolectado. 

El caso fue derivado al fiscal José Domingo Pérez, del Equipo Especial Lava Jato, quien acusa a Keiko Fujimori de liderar una organización criminal, que tiene como objetivo la captación de aportes irregulares.

La fiscalía pidió una orden de prisión preventiva contra Keiko Fujimori en el 2018, la cual fue admitida y en 2019, la investigada por lavado de activos salió de prisión preventiva, después de estar detenida por trece meses en el penal Anexo de Chorrillos.

Ahora, el fiscal José Domingo Pérez anunció que entregó 2.384 folios presentados en 12 tomos, debido a que la defensa de Keiko Fujimori reclamó al fiscal Domingo Pérez la precisión de las imputaciones.

Así, el próximo control de acusaciones será este 25 de mayo. En esta audiencia, Domingo Pérez volverá a sustentar oralmente los hechos que atribuye a cada uno de los 42 acusados y las pruebas que sustentan la responsabilidad de cada uno de ellos.